¿Por qué adopté el meatless Monday / Lunes sin carne ? 

Cuando la gente oye del #meatlessmonday ó #lunessincarne  puede llegar a pensar que es una práctica vegana o vegetariana.  No tiene mucho que ver con eso.  Puedes encontrar la historia ampliada y muchos recursos del Meatless Monday dando clic en el enlace.

Yo te paso un resumen.  El Lunes sin carne no es un invento nuevo.  En la Primera Guerra Mundial Estados Unidos alentó a sus ciudadanos a tomar esta medida.  Decían que la comida ganaría la guerra. Así que invitaron a su gente a dejar de consumir carne y granos los días lunes.   La medida tuvo un excelente impacto pues muchos millones de familias la llevaron a cabo .  Fue aplicada de nuevo en la Segunda Guerra Mundial.

Pasaron muchos años de la última puesta en marcha. El movimiento fue retomado en el 2003  por Sid Lerner después de averiguar qué los estadounidenses consumían un 15 % más de carne que la que necesitaban .  En esta ocasión fue propuesta por razones de salud y ecolócias.  La propuesta esta vez tuvo un alcance global a la que se han sumado 37 países. Sería excelente que el sistema de salud mexicano se sumara, dado el alto nivel de obesidad, diabetes e hipertensión que sufre una buena parte de la población.

¿Por qué Lunes?

  • Es el inicio de semana.  Aunque muchas personas lo odian, estudios muestran que cerca de un 58% ven el lunes positivamente.  Indica un nuevo comienzo.
  • Las búsquedas en Google respecto a salud son mayores en lunes que el resto de la semana.
  • Tener un comportamiento sano en lunes, impacta a seguirse comportando así toda la semana.
  • En un contexto social, el lunes implica un regreso a la rutina.  Pequeños cambios en nuestra rutina pueden significar cambios sostenidos en el paso del tiempo.

¿Por qué sin carne?

  • Por razones de salud.  Al reducir el consumo de carne te ayuda a prevenir enfermedades cardiacas,  reducir el riesgo de contraer cáncer,  prevenir la diabetes, obesidad,  vivir más.
  • Te ayuda a incrementar la calidad nutricional de tu dieta.
  • Reduce el gasto en atención médica
  • Reduce el gasto o presupuesto familiar semanal
  • Minimiza el uso de agua.  Producir una libra de carne gasta 1850 galones de agua.  Una libra de vegetales requiere solamente 39 galones.
  • Reduce la producción de bióxido de carbono, metano y óxido de nitrógeno.  Producir 1 kilo de carne arroja a la atmósfera 30 kilos de estos componentes.  Producir 1 kg de vegetales  es mucho menor.  1 kg de arroz arroja 1.3 kg,  1 kg de papas .45 kg y un kilo de zanahorias .42
  • Reduce la dependencia de combustibles fósiles.  Un kilo de carne consume 25 kilocalorías de combustible fósil mientras un kilo de granos consume solamente 2.2 kilocalorias.

En este post deseo contarles los motivos por los cuales el lunes en casa , es desde hace 2 años, sin carne. Obviamente muy relacionados a los que ya se explican .

  • Mi esposo y yo amamos el buen comer y regularmente el fin de semana damos gusto a algunos deseos culinarios, así que el lunes me parece una excelente excusa desintoxicarme de todo lo que pude haber consumido de más el fin de semana.
  • El lunes es el inicio de la semana y una excelente oportunidad de emprender algo nuevo. Regularmente comenzamos a hacer ejercicio, hacer una dieta o un curso en lunes. En mi caso es la oportunidad de reiniciar el buen camino alimenticio.
  • Somos una familia que procura reducir su impacto ecológico por nuestro paso en este planeta.   Al hacer el Meatless Monday ayudamos a que menos litros de agua sean usados y la cantidad de  emisiones de bióxido de carbono reduzcan.
  • Soy una persona que debido a la herencia, mis malos hábitos alimenticios previos y dos embarazos con diabetes gestacional en menos de 3 años, quedé con resistencia a la insulina.  Obviamente debo poner siempre atención a lo que como. El Lunes sin carne me enseña a mí y a mis hijos a comer más saludable.
  • Muchas ocasiones me he preguntado si acaso podríamos adoptar como familia un estilo vegetariano.  A dos años de haber iniciado la práctica creo que aún nos falta mucho por llegar a ese punto pero seguimos por el camino.  En realidad no pensé de entrada que llegáramos tan lejos.

Puedo decir que desde que vi que muchas de mis amistades adoptaban el Lunes sin carne y me animé a intentarlo en efecto nuestra dieta ha sido más sana.  Emprendí la medida así, calladita. No quería comprometerme a decirlo a todas luces o viva voz y sucumbir en el intento.  Muchas veces comparto en Instagram mi comida de ese día.  He aprendido a hacer más recetas saludables y en general no me ha costado trabajo adoptar la práctica.  En realidad puedo contar con los dedos (y de una mano) las ocasiones en las que no he podido comer saludable un lunes en este tiempo.  Mis hijos ya tienen bien sabido que el día lunes no consumimos carne.

¿Qué te parece esta propuesta?  ¿Te animas a intentarla?  ¿Ya la practicas? ¿Te gustaría ver en el blog recetas para este día?  Espero tus comentarios, ten  una excelente semana.

Deja un comentario

%d bloggers like this: